Llamar ahora
Noticias

Niños afónicos: ¿cuándo preocuparse y qué hacer?

Niños afónicos cuándo preocuparse y qué hacer

Un catarro, un día de fiesta con música alta y gritos y… ¡adiós voz! Y no solo la de los adultos; la de los niños también puede sufrir alteraciones que, en general, no duran más de un par de días. No obstante, cuando el problema perdura y/o es demasiado llamativo, es necesario consultar con un otorrinolaringólogo para dar con la mejor solución.

 ¿Cuándo podemos hablar de afonía?

Siendo estrictos, la palabra afonía significa “ausencia de voz”. Por eso los otorrinos solemos preferir la palabra disfonía, “trastorno de voz” para la gran mayoría de casos que recibimos en consulta.

¿Cómo distinguir la disfonía aguda de la crónica?

  • La disfonía aguda provoca inflamación de las cuerdas vocales, y suele ser un síntoma más dentro de un cuadro agudo, generalmente vírico (catarro), que se resuelve en pocos días simplemente reposando la voz.
  • La disfonía crónica implica un problema mayor en las cuerdas vocales que perdura en el tiempo, y es aquí cuando debemos consultar a un especialista.

¿Qué causa la disfonía crónica infantil?

A excepción de los pocos casos en los que el problema es una malformación congénita en las cuerdas vocales, el problema suele ser que el niño o la niña las utiliza mal o, dicho de otra forma, emite el sonido de forma incorrecta, forzando de alguna manera el complejo mecanismo fisiológico de la fonación. Si a medida que pasan los años esto no se corrige, aparecen los famosos nódulos, una lesiones inflamatorias en las cuerdas vocales que aún empeoran más la calidad de la voz.

El caso más típico de disfonía infantil es el de un niño o niña con disfonía fluctuante, que empeora en época escolar y mejora en vacaciones desde hace ya varios años.

¿Cómo se corrige la disfonía crónica?

Lo primero que hará el/la especialista en otorrinolaringología será una laringoscopia, es decir, explorar las cuerdas vocales mediante una cámara que se introduce por la nariz o la boca. Y en función de las conclusiones obtenidas de esta exploración, se recomendará reeducar la voz (foniatría) o, en casos muy específicos, realizar una intervención quirúrgica. Aunque también es posible que únicamente se dé algunas pautas a los padres o, sencillamente, no haga falta recomendar ningún tratamiento ya que, muchas veces, en los casos leves la disfonía se resuelve sola al llegar a la pubertad.

¿Hace tiempo que su voz no se oye normal? Pídenos cita en el teléfono 93 393 31 93 o escribiendo a [email protected] Saldrás con un diagnóstico y una solución.