Llamar ahora
Istock 1215276619 1

Uno de cada seis afectados pueden desarrollar pérdida de voz o dificultad para respirar

A pesar de que un 80% de los pacientes de coronavirus no requiere tratamiento hospitalario para recuperarse de la enfermedad, uno de cada seis puede presentar un cuadro grave, con disfonía (pérdida de la calidad de voz) o disnea (dificultad para respirar).

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL) afirma que las complicaciones suelen presentarse en las personas mayores y en aquellas que padecen afecciones como inmunosupresión, diabetes, problemas cardíacos, patologías respiratorias o hipertensión arterial.

Según los expertos, el COVID afecta a la calidad vocal porque el sonido de la voz se crea cuando las cuerdas vocales vibran a partir del aire exhalado que pasa por ellas. Cuando la capacidad respiratoria se ve afectada, hay menos aire y disminuye la calidad de la voz.

A parte, los pacientes con el virus sueles experimentar también ataques de tos prolongados y excesivos, que pueden hacer que las cuerdas vocales se inflamen, volviéndose menos flexibles y más rígidas. De este modo, la voz se convierte en un sonido más áspero y profundo, que no suele ir más allá de un susurro.

Además, los profesionales han identificado también que el uso de mascarilla puede tener un efecto negativo en la voz, debido al aumento de la intensidad y el volumen de la voz que suelen hacer las personas para contrarrestar su efecto.

Así, cuando las personas no saben proyectar la voz, pueden acabar forzándola, provocando un desgaste masivo que puede provocar problemas que deriven en patologías vocales o incluso en cirugía vocal.

Afortunadamente, en casi todos los casos la disfonía o alteración de la voz es reversible y se puede recuperar completamente.

Para prevenir estos efectos negativos, son recomendables:

  • La ingesta de un litro y medio de agua al día.
  • Las inhalaciones con vapor.
  • El consumo de infusiones con la hierba del cantor y orégano.
  • Evitar el consumo de alimentos ácidos, café, tabaco, té, alcohol y miel porque pueden deshidratar los pliegues vocales.

¿Has notado alguno de estos síntomas? Pídenos cita en el teléfono 626 111 195 / 93 393 31 93 o escribiendo [email protected]. Te esperamos con una respuesta a tu medida.