Llamar ahora
111214-audifonos

No todas las hipoacusias son iguales y, en algunos casos, los audífonos no son siempre la solución más eficaz. Si el paciente padece una hipoacusia severa, notará que con el audífono “oye pero no entiende”. Entonces, recurriremos a los implantes de oído medio o a los implantes cocleares.

Un implante de oído medio es una pequeña prótesis electrónica que se coloca mediante una intervención quirúrgica. En casos de presbiacusia (oído envejecido, equivalente a la presbicia o “vista cansada”), la prótesis se coloca en la cadena de huesecillos, aumentando la movilidad y mejorando la transmisión del sonido, desde el exterior hasta el nervio auditivo.

El implante coclear es el único tratamiento eficaz para la sordera severa. También mediante una operación, de unos 90 minutos de duración, se coloca un dispositivo electrónico en el interior del oído. Este aparato será el encargado de transformar el sonido en una señal eléctrica que estimulará el nervio auditivo. Se pueden implantar en pacientes de entre 6 meses y 80 años.

El postoperatorio es breve, sólo requiere una noche de ingreso hospitalario, aunque la mayoría de los pacientes necesitan un seguimiento logopédico para aprender a interpretar correctamente la información auditiva que proporcionará el implante coclear.