Llamar ahora
Noticias

Cómo evitar el barotraumatismo, el dolor de oídos en el avión

By 17 septiembre, 2019 Sin comentarios
Cómo evitar el barotraumatismo, el dolor de oídos en el avión

El avión se eleva: a 1.000 metros, 2.000, 3.000… Una sensación extraña aparece en nuestros oídos. Y de repente, ¡pop! Los notamos taponados y empiezan a molestar y zumbar, lo que en los peores casos puede acabar en dolor, rotura de la membrana del tímpano, hemorragia, y a largo plazo acúfenos o sordera. Por suerte, el barotraumatismo se puede curar y también prevenir si entendemos cómo funciona.

¿Por qué ocurre?

El barotraumatismo o despresurización se produce porque, al aumentar la presión en la cabina del avión, la cantidad de aire de dentro del oído disminuye para compensar, el oído se expande y el tímpano se tensa, lo que provoca una obstrucción de las trompas de Eustaquio, las encargadas precisamente de regular la diferencia de presión entre dentro y fuera del oído.

¿Qué síntomas podemos sufrir?

  • Leve hipoacusia o sordera momentánea
  • Algia o dolor de oído
  • Acúfenos o pitidos
  • Vértigos o mareos con sensación rotatoria
  • Otorragia o sangrado del oído
  • Sensación de salida de aire por el oído

¿Qué podemos hacer para prevenir?

  • Maniobra de Toynbee: pinzar la nariz y tragar saliva, de forma que la trompa de Eustaquio se abra, facilitando el equilibrio entre el oído medio y el exterior.
  • Maniobra de Valsalva: soplar por la nariz mientras la taponamos con los dedos. Así introduciremos aire por la trompa de Eustaquio y eliminaremos la presión negativa y el dolor.
  • Acudir al especialista. Si nuestra trompa de Eustaquio no funciona de manera óptima a causa de un catarro, una rinitis alérgica o una rinosinusitis pero necesitamos volar en avión, es recomendable acudir al médico para que nos indique las pautas a seguir para evitar problemas.

Y si ya la tenemos… ¿Cómo se cura?

Cuando los síntomas no desaparecen con el tiempo, la primera opción recomendada por el otorrino suele ser un tratamiento farmacológico: descongestionantes nasales, antihistamínicos, antibióticos o esteroides contra la inflamación.

Es solo cuando estas soluciones no surten efecto que se recurre al tratamiento quirúrgico: una incisión en el tímpano que permite igualar la presión de aire y drenar líquido acumulado.

¿Necesitas una revisión de oído o consejo profesional antes de realizar un viaje en avión? Pídenos cita en el teléfono 93 393 31 93 o escribiendo a [email protected]. Estaremos encantados de sacarte de dudas.