Llamar ahora
071015-garganta

Muchos pacientes con cáncer de garganta avanzado temen operarse  por cómo pueden verse afectadas algunas funciones como el habla y la deglución. El tratamiento para este tipo de cáncer es problemático, y el riesgo de deterioro es grande.

El Dr.Cheng, de la Fundación Koo del Centro oncológico Sun Yat-Sen de Taiwán,  ha realizado un estudio en el que se han analizado los datos de pacientes de este país. El estudio constata, que los que se someten a la cirugía aumentan sus posibilidades de supervivencia, tanto en el cáncer orofaríngeo (en la parte central de la faringe) como en el hipofaríngeo (en la parte inferior de la faringe).

Detalle de los datos analizados

El estudio se realizó con pacientes aleatorios, en concreto 1.698 con cáncer de orofaringe y 1.619 con cáncer de hipofaringe, todos en estadio III o IV y diagnosticados entre 2004 y 2009.

Según el estudio, más del 35% de los pacientes con cáncer orofaríngeo en estadio III y IV  habían recibido cirugía radical. Para los pacientes con cáncer hipofaríngeo la cifra alcanzaba cifras cercanas al 50%, incluso superiores.

[…] cuando este tipo de cáncer está en un estadio avanzando, la cirugía debería ser uno de los tratamientos prioritarios a seguir. 

La supervivencia libre de enfermedad  a los cinco años (tiempo durante el que no se detecta recaídas) en el caso del cáncer orofaríngeo en estadio III, fue casi del  60% para los que se habían sometido a la cirugía, frente al 48% para los que no lo hicieron. En el caso de estadio IV los índices de supervivencia fueron del 51% y el 40% respectivamente.

Entre los pacientes de cáncer de hipofaringe en fase III que se operaron, los índices de supervivencia a cinco años fueron del 54% frente al 33% para lo que no pasaron por la cirugía. En estadio IV, los índices eran del 39% y el 26% respectivamente.

Una de las conclusiones de este estudio es que cuando este tipo de cáncer está en un estadio avanzado, la cirugía debería ser uno de los tratamientos prioritarios a seguir.

Aun así, esta decisión requiere un gran trabajo colaborativo en equipos multidisciplinarios,  siendo fundamental la comunicación con el paciente.

El mismo estudio también reveló que el uso de la cirugía ha disminuido debido a que cada vez un mayor número de personas quiere preservar sus órganos. En este sentido, la quimioradioterapia concomitante se ha convertido en el método estándar para el cáncer de cabeza y garganta inoperable e incluso está siendo utilizado para aquellos casos en que la cirugía es posible.

Por último, los datos del estudio subrayan la necesidad de continuar investigando para resolver el papel de la cirugía y la radioterapia en los enfoques de tratamiento curativo.

Fuente: http://www.medscape.com/