UN FRENILLO DEMASIADO CORTO PUEDE CAUSAR PROBLEMAS FONÉTICOS

Cirugía del frenillo lingual sin dolor

Frenillo corto

¿Qué es?

El frenillo lingual, es la pequeña membrana que une la lengua a la base de la boca. También hay otro frenillo en un pliegue del labio superior que une el labio a la encía, conocido como frenillo labial.

¿Qué problemas causa?

Un frenillo corto lingual, (también conocido como anquiloglosia o frenillo lingual “atado”), puede producir diversos problemas en la pronunciación, así como problemas en la forma y configuración de los dientes.

En el caso del frenillo labial superior, si es demasiado largo y grueso produce una separación de los dos incisivos superiores, al colocarse en medio de los mismos (diastema). En casos extremos también genera dificultad para mover el labio superior, así como alteraciones de la fonética del niño.

¿Cómo se soluciona?

Inicialmente, para solucionar el problema del frenillo corto, largo o grueso se efectúa una sencilla operación de la sección amplia del frenillo mediante láser o con un bisturí especial eléctrico de punta ultrafina.

Esta tecnología evita que al paciente se le tenga que dar puntos en la zona del frenillo, lo que provocaría dolor. Además, se consigue una intervención rápida y exangüe (sin sangre), indolora y con una liberación completa del frenillo lingual y labial.

Frenillo normal

Frenillo patológico

Frenillo labial superior

El frenillo labial superior consiste en un pliegue del labio superior que lo une a la encía. Si es demasiado largo y grueso producirá una separación de los dos incisivos superiores, al colocarse en medio de los mismos. Es la llamada diastema, con el consiguiente problema estético.

En casos extremos también generará dificultad para mover el labio superior, así como alteraciones de la fonética del niño. Generalmente se corrige en el crecimiento, al modificarse la forma del frenillo labial. Pero si no es así, será aconsejable una sencilla intervención, consistente en la escisión del mismo.

Frenillo labial superior