Disfonía infantil

LA DISFONÍA INFANTIL AFECTA ALREDEDOR DE UN 35% DE NIÑOS EN EDAD ESCOLAR

DISFONÍA INFANTIL

La disfonía es la alteración de las cualidades de la voz (frecuencia, intensidad, timbre y duración). Es una dolencia muy frecuente entre los niños, ya que alrededor de un 35% de la población escolar la sufre, siendo los niños más propensos que las niñas. La disfonía infantil puede provocar la incapacidad de expresar aquello que deseamos, generando una ansiedad que limita la eficacia comunicativa del niño.

Estas afectaciones suelen durar unos pocos días, no obstante, abusar de la voz de manera reiterada puede provocar que las disfonías se conviertan en algo más frecuente, llegando incluso a ser constantes. Se empieza percibiendo una ligera fatiga vocal, como una sensación de contracción en la zona de la garganta, siendo cada vez más frecuentes hasta convertirse en permanentes.

Son varios los factores que pueden causar la disfonía infantil: el principal es el abuso vocal pero también hay que tener en cuenta las afecciones respiratorias, los antecedentes familiares, el estado de ánimo y el perfil psicológico del niño y los modelos vocales del entorno que rodea al niño.

Existen diferentes tipos de disfonía infantil:

  • Disfonía orgánica: es la provocada por causas orgánicas, patologías congénitas como quistes, laringitis crónica, problemas hormonales, neurológicos…
  • Disfonía funcional: está provocada por un comportamiento vocal inadecuado. Esto no excluye que haya una lesión orgánica, ya que los hábitos vocales inadecuados pueden provocar alteraciones de la mucosa del pliegue vocal formándose lesiones como nódulos, pólipos…

Para esta dolencia contamos con varios tratamientos:

  • Tratamiento médico: tratará las infecciones e inflamaciones del oído, la laringe, muy frecuentes entre los niños y que suelen ser tratadas con antibióticos o antiinflamatorios.
  • Tratamiento quirúrgico: se realiza en contadas ocasiones. Antes de efectuarla se realiza una preparación con ejercicios logopédicos y después de la misma será necesaria una rehabilitación.
  • Tratamiento logopédico: A partir de los 4 años se suelen dar pautas a los padres. A partir de los 6 años puede ir comenzando el tratamiento del logopeda.